3º Certamen Noroeste

Tras dos años de descanso la Escudería Ferrol volvía a organizar una edición más, la tercera, del Certamen Noroeste. El número de la carrera no debe llevarnos a engaño dado que en el año 2008 ya se había celebrado el 14º Slalom FIMO con similar recorrido y formato. Pese a este extraño cambio de nombre esta carrera recoge, salvando las distancias, el espíritu de los slaloms de la comarca de Ferrolterra que en el pasado se celebraban en el circuito de Poi.

Foto del Certamen Noroeste

En el año 2010 había participado en la primera edición pero para evitar problemas en el año 2012 decidí no correr la segunda. Ya inscrito en la carrera el día antes de celebrarse recibí un burofax de la Federación Galega de Automobilismo advirtiéndome de que si participaba podría ser sancionado. Después de dos años seguimos con los mismos problemas federativos pero en esta ocasión la Escudería Ferrol fue muy hábil al no publicar la lista de inscritos y así evitar este tipo de amenazas.

El recorrido combina tierra y asfalto y está diseñado de tal manera que permite que dos coches lo recorran simultáneamente como si se tratase de una carrera de campeones. La carrera está dividida en dos secciones. Por la mañana se corre tres veces seguidas contra el crono y se suman los dos mejores tiempos. Los 32 mejores pilotos se clasifican para las mangas eliminatorias que se disputan por la tarde y deciden el ganador final. Con 43 equipos inscritos mi objetivo era clasificarme para las mangas eliminatorias.

Foto del Certamen Noroeste

Ajustando al máximo

La semana anterior a la carrera estuve revisando vídeos de cámaras interiores para estudiar cómo trazan los pilotos habituales de esta carrera. Me llamó la atención de que en la curva de 180 grados y en el pirulo en el que hay que dar un giro completo de 360 grados casi todos metían primera antes de empezar la curva. En carrera probé a hacer lo mismo y parece que es lo más efectivo.

La lluvia acompañó durante toda la jornada y en ocasiones fue tan fuerte que muchos equipos tuvieron problemas para desempañar el parabrisas. No había duda de qué ruedas montar aunque sí decidí usar unas presiones más bajas de lo habitual para intentar que los neumáticos cogieran antes temperatura. Con estas condiciones la parte de tierra se convertía en fango y todavía era más fácil que de costumbre hacer un trompo en las enlazadas. En la edición del 2010 me había quedado una espinita clavada al haber trompeado dos veces pero en esta ocasión logré aguantar el coche con el acelerador tanteando para poder cambiar el sentido de giro sin provocar un trompo al soltar demasiado.

Foto del Certamen Noroeste

Primera manga eliminatoria

Desde el principio me encontré muy cómodo en la pista disfrutando del coche y del recorrido. Después de correr mis tres vueltas me encontraba muy satisfecho pero a expensas de los tiempos de los demás pilotos para saber si me había clasificado para las mangas eliminatorias. Sorprendentemente me situé en el puesto 16.

En la primera manga eliminatoria me enfrenté a Oscar Pico en su Ford Fiesta XR2. Le gané por 2 segundos a pesar de que mejoró su crono respecto a las mangas matinales. La siguiente eliminatoria ya fue imposible de ganar al encontrarme frente al experimentado Pablo Rey en el Suzuki Swift gr.A. Aun así logré marcar mi mejor tiempo consiguiente un formidable 1:07,100. Con este tiempo incluso me habría clasificado para la siguiente ronda si me hubiera tocado enfrentarme contra algún otro rival.

Foto del Certamen Noroeste

Deportivamente no puedo pedir más aunque lo mejor de todo fue pasar una jornada de carreras entre amigos. Lástima que se haga tan corto ya que entre entrenamientos y mangas no llegas a correr ni diez minutos cuando si pudiera me pasaría el día entero dando vueltas por el circuito.