III Ralli Ourense – Baixa Limia

Por fin tocaba correr en Ourense. Si bien las pruebas cercanas se corren con un cariño especial, siempre apetece ir a un rali lejos de casa porque no sabes lo que te vas a encontrar. Con el actual sistema de la Federación Gallega, el Ourense-Baixa Limia es el rali más lejano en el que podemos participar con nuestra licencia. Con la ilusión de correr en Ourense y con tiempo suficiente (aunque preferiría correr más a menudo a veces se agradece un pequeño descanso) planificamos todos los detalles de esta carrera para evitar sorpresas y así intentar disfrutar al máximo. Y lo conseguimos porque si tuviera que describir el rali con una palabra diría que fue ‘tranquilo’. No tuvimos ningún problema y todo salió como esperábamos. Corrimos relajados y lo pasamos realmente bien. De hecho al final de la carrera me sentía un tanto raro por la falta de estrés.

Foto del III Ralli Ourense - Baixa Limia

Foto de Juan Pita (Popi_racing)

Patrocinadores, unos vienen y otros se van; es normal y somos conscientes de que nada es para siempre y que hay que estar continuamente buscando. Después de cansarnos de ir de puerta en puerta pidiendo publicidad sin conseguir nada apareció uno nuevo de la forma más inesperada. Lavando el coche el domingo después del Sur do Condado se me acercó un tipo y empezamos a hablar de las carreras. Al final, como resultado de conocer a alguien que sabe lo duro que es este mundo ahora llevamos en el capó la publicidad de ‘La fábrica del tequeño’. A parte Rico&Rico Matogrande me amplió la publicidad e Innova también me echó una mano.

Existen 3 tipos de ruedas: de competición, de calle con compuesto de competición y de calle. Las de competición (Michelin N20, Matador, etc) cuestan más de 180€ cada rueda y duran muy poco por lo que ni nos planteamos correr con este tipo de neumáticos. De calle con compuesto de competición están por ejemplo las que se usan desde la temporada pasada en la copa Driver (Pirelli P0C) también a un precio desorbitado similar a las Michelin de competi. Pero Yokohama tiene 2 modelos similares: las A032 para mojado/mixto y las A048R para seco/mixto. Y a un precio bastante razonable, unos 110€ cada una. De estas tenemos 4 para las ‘ocasiones especiales’, es decir, para cuando está totalmente seco, limpio y vamos a correr de verdad. De calle existen las ‘deportivas’, las buenas y las malas. El año pasado cometimos el error de comprar 6 Yokohama Hydragrip que siendo una rueda más que correcta para calle es un suicidio correr con ellas. Así que para esta carrera compramos 2 GoodYear F1. Son de lo mejor en mojado, código V y Treadwear de 200 (no sé muy bien que es esto pero dicen que cuanto menor mejor). El único pero es que tienen el flanco un poco blando así que no hay que excederse cortando cunetas. Poco más baratas son que unas Yokohama, la diferencia es que aguantan una temporada completa. Una vez calzado el coche notamos una gran diferencia con las Hydragrip; la verdad que para ser una rueda de calle se comportan bastante bien, habrá que comprar otras 2 para la siguiente carrera.

En estos 2 meses también arreglamos el toque del Sur do Condado aprovechando para pintar alguna pieza más, pusimos latiguillos metálicos de freno en la parte trasera, nuevo backet para Paula y otros pequeños detalles. Pensando en el Botafumeiro que iba a ser casi todo nocturno mejoramos nuestra parrilla casera de faros. Menos mal que al final se pospone para diciembre con horario normal, porque entre el parabrisas es viejo, 2 faros que alumbran como 2 velas y una parrilla hecha con piezas de desguace lo íbamos a pasar realmente mal.

Foto del III Ralli Ourense - Baixa Limia

Foto de J. M. Ferro

Para esta carrera no podíamos contar con Héctor y Cris porque tenían una carrera de autocrós que al final no se hizo (argh, odio los cambios de fecha). Tampoco Pato y Wilfas podían venir así que se nos ocurrió preguntar al equipo Troncomóvil si nos podían hacer a nosotros también la asistencia. Y la verdad es que fue todo un acierto resultando José Varela y su equipo todo un ejemplo de profesionalidad.

De camino a Ourense tuvimos el único incidente de la carrera. En un peaje me dejaba una tarjeta, me avisó el empleado, miré por el retrovisor exterior (no llevo interior) pero no vi a nadie y le di marcha atrás al coche. Pero allí estaba justo pegado a nosotros un Opel Kadet. Partimos la defensa trasera; al otro coche sólo le marcamos un poco la defensa y la placa de matrícula. El tío, muy enrollado, no quiso hacer parte por esa tontería lo cual le agradecimos porque llegábamos tarde a verificar. La publicidad obligatoria del rali la pusimos en la defensa para tapar el golpe. Curioso que esta fuera de Candelas y que justo detrás de nosotros verificaba Pedro Burgo. Con lo bien que quedan sus coches patrocinados por Candelas y nosotros utilizamos a su patrocinador de ‘cinta americana’.

Bueno, creo que toca hablar un poco de los tramos. Pues estos mezclaban zonas limpias, con zonas sucias de tierra y otras con barro y de vez en cuando humedades. Para mí el más bonito Quintela de Leirado y el más difícil Orille (quién dijo que en el regional no tenemos ralis de tierra?). También destacar los más de 17km de Lobios que al final se me hicieron cortos (parece mentira con lo lento que fuimos todo el rali). Quizá pensando en que no podía pasar nada fuimos controlando demasiado. Aunque en lo positivo queda que cada vez me veo más hecho al coche y dominando más los distintos tipos de terreno. De hecho no tuvimos ni un solo susto en todo el rali.

Foto del III Ralli Ourense - Baixa Limia

Foto de Juan Pita (Popi_racing)

El rali se nos hizo muy corto. Curioso el que siendo un rali tan apartado fuese en el que antes llegásemos a casa. Demasiados enlaces para tan pocos kilómetros cronometrados. Si bien la explicación de que había que pasar por varios ayuntamientos que colaboran con la prueba a nosotros nos vale aunque el día de entrenamientos tuviéramos que hacer más de 800km. Pero el día de la carrera vimos poca gente en las cunetas ya que no compensa hacer tantos kilómetros para poder ver sólo un tramo por la mañana y otro por la tarde. Quizá se podía haber dejado un poco más de tiempo para los enlaces o incluso darle varias pasadas a algún tramo y un mayor número de público se hubiera animado a ir a verlo. De todos modos como piloto prefiero correr 6 tramos distintos una única pasada que 3 a doble como el año pasado.