XXXVIII Rallye San Froilán

El San Froilán es un rali duro. Después de terminarlo, de vuelta a casa, siempre me digo lo mismo, el año que viene no vuelvo a correrlo. Se me hace pesado por lo lejos que me queda, por lo irracional de sus horarios y por sus enlaces tan largos. Con una estructura de dos tramos a doble pasada en cada sección no entiendo la necesidad de realizar asistencias que llegan incluso a las dos horas de duración. Además la primera asistencia de la mañana, en la que probablemente haya que cambiar ruedas, es de sólo 10 minutos; totalmente absurdo. Pero lo es todavía más meter el coche a la 1 de la mañana en el parque cerrado cuando de haber programado asistencias más cortas hubiéramos terminado mucho más temprano. Ante esta situación, pensando en que no todos los equipos podemos permitirnos pagar otra noche de hotel y perder el domingo, decidí sacar el coche del parque cerrado a la 1:30 de la mañana por lo que fuimos excluidos al no haberse publicado todavía los resultados oficiales.

XIII Rallye Sur do Condado

Llegábamos muy ilusionados a Salvaterra do Miño aunque con un poco de miedo por las altas temperaturas típicas del Surco. Además estrenábamos una campana de admisión con la que esperábamos mejorar el rendimiento en altas vueltas.

Foto del Rali Sur do Condado

XXIX Rallye Cidade de Narón

El Rallye Cidade de Narón es una de esas carreras que estás deseando que lleguen ya que al disputarse en el mes de junio suele correrse en seco y todos los tramos con luz. Marca, por decirlo de alguna forma, el inicio de la temporada de verano del campeonato. Además este rali ha sido de los más sencillos de entrenar ya que los enlaces entre tramos eran cortos y en el libro de ruta estaban perfectamente anotadas las coordenadas de la salida y meta de cada tramo con lo que gracias al GPS no perdimos tiempo buscando cómo deshacerlos.

Foto del Rali de Narón

XXII Rali do Cocido

Los equipos gallegos llevamos años reivindicando la licencia única para poder participar en cualquier prueba que se celebre en todo el territorio nacional. Lo que nunca pensamos es que conseguirlo iba a tener repercusiones económicas negativas. Como la Federación Gallega de Automovilismo pierde una parte de sus ingresos por causa de esta licencia única, lo compensa obligando a los equipos a sacar una licencia de mecánico incluso en el caso de que sea el propio piloto el que mantenga en carrera su vehículo. A esto hay que sumarle una subida de precio en las inscripciones y en las propias licencias. No me extraña que muchos equipos humildes hayan decidido colgar los guantes.

Foto del Rali del Cocido