XIII Rallye Sur do Condado

Llegábamos muy ilusionados a Salvaterra do Miño aunque con un poco de miedo por las altas temperaturas típicas del Surco. Además estrenábamos una campana de admisión con la que esperábamos mejorar el rendimiento en altas vueltas.

Foto del Rali Sur do Condado

Nos tomamos los preparativos, entrenamientos, verificaciones, asistencia…, con mucha calma conscientes de que iba a ser una carrera muy larga. En total estaban programadas 15 horas de carrera lo que sinceramente nos parece que es un poco excesivo. Quizá se podría recortar el número de tramos o los enlaces tan largos entre los mismos.

El primer tramo de la mañana era A Cañiza donde salimos tranquilos pero ya vimos que era un día perfecto para correr. El segundo tramo, Covelo-Mondariz, pasa por la casa de Elías al que le tengo que dar la razón, uno de los mejores tramos que he corrido en mi vida. En el tercer tramo, Ponteareas, ya empezamos a coger ritmo dejando a 14 coches por detrás. Pero justo después de la meta empezamos a notar un ruido raro en la transmisión. Al principio pensamos que se trataba de un palier pero al final rompió otra vez el grupo de la caja de cambios. Pudimos llegar de vuelta a la asistencia pero una vez allí el coche dijo basta y no nos quedó otro remedio que recoger las cosas y empezar a pensar ya en la siguiente carrera.

Foto del Rali Sur do Condado

Este año, lamentablemente por falta de apoyos institucionales, no se va a disputar uno de los mejores ralis del campeonato nacional, el rali Rías Baixas. Pero después de ver detalles en el Sur do Condado como las verificaciones administrativas en lugares diferentes para los dorsales pares e impares, la firma de autógrafos y photocall, el despliegue del parque cerrado o el número de tramos, pensamos que este rali apunta maneras y que podría aspirar a formar parte del calendario nacional y así volver a disfrutar de una prueba de alto nivel en la provincia de Pontevedra.