XVIII Rali do Botafumeiro

A finales de septiembre, todavía con buen tiempo (para ser Galicia, claro), se celebraba la edición número 18 del rali Botafumeiro. No es el rali de casa porque no vivimos en Santiago pero sí el ‘de la casa’ al pertenecer a la escudería Compostela. Coeficiente 5 para un pequeño rali de sólo 50 km cronometrados. Rali al sprint con sólo 3 tramos a doble pasada. Esquema correcto desde el punto de vista del piloto, pero que complica la vida a los aficionados para poder ver varios tramos en una misma sección.

Foto del XVIII Rali do Botafumeiro

Foto de KomandoKruxas

El sábado anterior a la carrera, como si fuera otro día más de mi rutina semanal, nos dirigimos a Santiago. Menos mal que no cogía otra vez la AP-9 para ir a trabajar, si no para realizar los reconocimientos de los tramos. Sinceramente es una tarea poco divertida porque hay que estar todo el día concentrado en describir a la perfección cada metro de carretera. Y siempre limitado por el número de pasadas, por el tiempo, por las normas de tráfico e intentando no entorpecer al resto de equipos. Ahora entiendo por qué se empeñan en llamarles reconocimientos y no entrenamientos. Aunque con sólo 3 tramos y con la ayuda de la gente de la escudería y de otros pilotos para deshacer los tramos terminamos más temprano de lo previsto y aun nos dio tiempo para tomar algo por Santiago.

Foto del XVIII Rali do Botafumeiro

Foto de GZrally

Con el coche listo desde la última carrera, en el taller nos dedicamos sólo a hacer pequeños cambios en el interior y en los frenos. En este rali estrenábamos patrocinador, Model Coruña. Una tienda de modelismo especializada en coches de radio control a gasolina; también trabajan maquetas y slot.

Después de correr el Narón con Javier Calvo, volvía Paula al asiento de la derecha. La necesidad de volver a acoplarnos y el miedo a tener otro accidente en el primer tramo como en el Albariño me mentalizaron para salir con mucha calma. Pero quizá no la suficiente, porque por error mío, nos marcamos 2 rectos en el primer tramo. Vaya tramo, impresionante, muy técnico, muy sucio y con muchos cambios de ritmo. La segunda cronometrada discurrió con tranquilidad ganando confianza para aumentar poco a poco el ritmo ya que en un rali tan corto cualquier despiste se iba a pagar muy caro. Pero en el tercer tramo sucedió lo increible. Un coche más que fiable y súper reivsado y al principo del tramo se cae una pieza del salpicadeo!!! Está claro que con unas suspensiones tan duras cualquier tornillo termina por aflojarse. Así que me pasé todo el tramo pendiente de una salida de aire que no hacía más que colarse entre los pedales; antes de cada frenada le daba una patada para que no se quedase debajo del freno. El cabreo que tenía al llegar a meta era impresionante, una tontería así nos iba a privar de una buena clasificación. Además me fastidió que hubiera sucedido en este tramo porque sabía que allí estaban 2 amigos del trabajo.

Foto del XVIII Rali do Botafumeiro

Foto de GZrally

Nos fuimos a comer con la asistencia pensando en recuperar el tiempo perdido por la tarde. Aunque Paula tiene razón. Esta es nuestra primera temporada por lo que nuestro objetivo es aprender y pasarlo bien. De poco sirve ir a cuchillo arriesgando en cada curva si no hay opción de quedar arriba en la clase o ganar algún premio. Así que decidimos salir a terminar el rali y así coger experiencia. Experiencia que espero que en no mucho tiempo se convierta en buenos resultados.

Foto del XVIII Rali do Botafumeiro

Foto de José Souto (Sersogho)

Mucha pena nos dio Pachi y Javi, que después de todo el esfuerzo por tener listo el coche se quedaron tirados pudiendo hacer sólo 2 tramos. El contrapunto lo puso la felicidad de David (Amaea) que pudo terminar el rali después de sufrir con los frenos y el escape.

Foto del XVIII Rali do Botafumeiro

Foto del Miguel Maneiro (Wilfas)

Como siempre agradecer el trabajo de la escudería Compostela por sacar adelante un rali que a principo de temporada peligraba. Correcto y tranquilo rali con preciosos aunque cortos tramos. La próxima cita el rali de Noia. Nuestro objetivo: acabar y esperemos que por debajo del puesto 75 (nuestro puesto final en el Bota).