Rallye Montelongo

Era Navidades y como de costumbre en estas fechas le estaba dando vueltas a la cabeza a qué correr y con quién la próxima temporada. Pato y yo llevábamos algún tiempo hablando de salir a correr juntos. Me encanta la idea de llevar a alguien con amplios conocimientos de mecánica y de competición, de carácter tranquilo, pero sobretodo me encanta la idea de correr con un amigo. Como esta temporada está más centrado en preparar una buena máquina se presentaba la oportunidad perfecta para que viniera de copiloto.

Foto del Rali Montelongo
En el foro curuxarallye se estaba hablando de un rali en Portugal a mediados de enero, el rali Montelongo. La idea de correr fuera de Galicia siempre me había atraído y si cabe hacerlo en otro país sonaba a excitante aventura. Una breve conversación con Pato y nos pusimos a prepararlo todo.

Todavía tenía el coche sin arreglar del pasado rali Botafumeiro. En la escudería Compostela me recomendaron Talleres Rivas, un taller eléctrico que da la casualidad que queda muy cerca de mi casa en Conxo. En poco tiempo y por un módico precio me arreglaron el Polito, se trataba de un problema en el desconectador.

Hablando de mi escudería, la Compostela, me da bastante pena no poder salir por ella pero entiendo perfectamente que no compensa sacar una licencia nacional de concursante para un solo equipo. Javi Rodríguez me puso en contacto con la Escudería Rías Baixas. Esta escudería tiene a muchos pilotos corriendo en Portugal por lo que la directiva directamente se pone en contacto con las escuderías portuguesas para negociar la participación conjunta de todos sus equipos. Consiguen unas magníficas condiciones y hasta se encargan de tramitar ellos mismos la inscripción. En Portugal tuve la oportunidad de conocer al presidente Fernando Mouriño, su mujer Marisa y a su hijo Oscar que también competía en el rali. No puede ser más grato el trato que he recibido de esta familia y me he quedado impresionado con el excelente trabajo que realiza la escudería.

Foto del Rali Montelongo

Después de investigar un poco y voy a intentar explicar los distintos campeonatos de ralis que existen en Portugal. A nivel nacional existe el Campeonato de Portugal que incluye el rali del mundial. Esto es algo que pide mucha gente que se haga en España para que los pilotos del nacional tengan sus primeras experiencias en el mundial y se puedan medir con otros pilotos extranjeros. A nivel nacional también tenemos el campeonato 2L/2RM (2 ruedas motrices) que comparten la mayoría de las pruebas con el anterior. Existe también una segunda división llamada Open para vehículos que han perdido la homologación. Las pruebas del Open se escogen entre los ralis de los distintos campeonatos regionales. Los que nos interesan a los gallegos por su proximidad son el Regional Norte y el Regional Douro. Cuando los españoles salimos en una prueba regional si es del Open contamos para esta clasificación y si no es del Open se hace una clasificación extra-campeonato.

Para correr en Portugal hace falta licencia nacional española. Es un poco más cara que la gallega: 330€ la nacional por 300€ la gallega. Para sacar la licencia te exigen certificado médico y un electrocardiograma. No te exigen la misteriosa fotocopia del dni firmada como sí hacen en la Federación Gallega.

Después de unas semanas de preparativos el jueves a la tarde marchamos para Portugal. Llegamos a Fafe para cenar. Imprescindible el GPS para viajar por otro país sobretodo por la noche. El viernes por la mañana entrenamos los 3 tramos y por la tarde tuvimos las verificaciones. Pensaba que iba a ser todo muy precipitado pero dio tiempo de sobra a reconocer bien los tramos, verificar e incluso a dar una vuelta por Fafe. Después de las verificaciones por la noche los coches no se quedaban en parque cerrado, se metían al día siguiente una hora antes de la salida.

En las verificaciones tuve la ocasión de volver a hablar con David Rial que recientemente acaba de comprar un Polo exoficial. Me recomendó ponerle la caja de cambios de la Seat Terra diesel que entra perfectamente sin hacer modificaciones, es barata y queda unas relaciones de cambio realmente cortas. Desde aquí quiero darle las gracias por el consejo porque la caja es una de las cosas que tengo que mejorar con más urgencia.
Foto del Rali Montelongo

El rali estaba formado por tres tramos a doble pasada: Montim, Travassos y Gontim. En total 164 km de los cuales 52 eran cronometrados; poco más que la mitad de un rali del campeonato gallego. Los tramos de esta carrera eran bastante rápidos, mucho más que los que solemos tener en Galicia. Para hacerse una idea decir que en todo el rali sólo había una horquilla que se podía trazar perfectamente sin tirarle al freno de mano.

Desde el primer tramo me encontré muy a gusto con Pato y con el coche. Iba cogiendo confianza en los dos y pasados los primeros tramos empezamos a ir a un buen ritmo. Tras la primera sección al ver los tiempos nos sorprendió estar por delante de los otros 1.4 (más preparados que el nuestro) por lo que decidimos correr un poco más para no perder la ventaja que llevábamos. Pato cada vez exigía más. Me presionaba donde veía que se podía ir más rápido y no me permitía levantar el pie del acelerador donde podía ir a fondo. Cogimos tan buen ritmo que le recortamos unos 10 segundos al corsa 1.6 pero no fueron suficientes para contrarestar los 20 segundos que nos quitaron en la primera sección. Aunque lo que más le gusta a Pato es pilotar es un auténtico lujo llevarlo de copiloto.

Mi visión personal de esta primera experiencia portuguesa es que el ambiente es mucho más ‘relajado’ que en el gallego. En el deporte amateur lo importante es disfrutar y en esta carrera lo hicimos de verdad.