Karting da Magdalena

Desde el año 2008 el circuito da Madalena en el ayuntamiento de Forcarei (provincia de Pontevedra) es un clásico del karting gallego. La pista, en la que se rueda en sentido horario, tiene una longitud de 1.300 metros con 10 metros de ancho.

2021: 35ª edición

Desde hace mucho tiempo es habitual escuchar que en Galicia el karting está en crisis. Si nos fijamos en el número de carreras y en el número de participantes de los últimos años es cierto que el campeonato no goza de buena salud. Ante esta situación la Federación Gallega de Automobilismo decidió este año impulsar la especialidad nombrando Presidente de la comisión de karting a José Luis Echevarria Álvarez. Su solvencia está más que contrastada pero lo que más me gustó es su planteamiento para el campeonato.

Foto del 35º Karting da Magdalena
Foto de J. Ángel Rodríguez

En el breafing de la carrera explicó que su intención es hacer del gallego un campeonato amateur donde cualquiera persona pueda participar con un kart que haya estado homologado; para otro tipo de retos ya existe el campeonato nacional. Este planteamiento encaja a la perfección con lo que yo busco del karting, disfrutar y aprender en un entorno competitivo pero no profesional.

Foto del 35º Karting da Magdalena

En el 2020, debido a lo especial de la temporada, decidí no competir; me centré en los simuladores y compré un kart para ir a rodar a circuitos como la Madalena o Porriño. El kart es un FA Victory del año 2019 con motor automático Iame X30. Tras unos pocos fines de semana me he dado cuenta que para progresar rápido lo mejor es correr un campeonato.

Con un poco de miedo me inscribí a la primera carrera del año para ver por dentro cómo son las carreras gallegas en circuito y no me defraudó lo que encontré. Lo que más llama la atención es la ilusión de los equipos ya que para la mayoría son sus primeros pasos en el automovilismo.

Foto del 35º Karting da Magdalena
Gracias a Héctor, Damián, Jacobo y Marcial que vinieron a ayudar

Al ser una de las primeras carreras en disputarse se apuntaron para probar pilotos portugueses y otros gallegos que siguen el campeonato nacional e incluso el europeo. Mis tiempos lógicamente no fueron competitivos pero logré terminar las dos mangas sin ningún problema. Al final puesto cuarto de 5 participantes. Pero más allá de los puntos obtenidos para el campeonato, lo más importante es que aprendí más de karting en un día que en un año de tandas libres.