Rally Sur do Condado

El Rallye Sur do Condado nació en el año 2004 de la mano de la Escudería Surco. El centro neurálgico de la prueba está localizado en Salvaterra do Miño. Esta carrera de asfalto se caracteriza por las altas temperaturas propias del verano y el buen hacer de la organización.

Foto del III Rallye Sur do Condado

Foto de Juan Pita (Popi_racing)

2019: 16ª edición

2016: 13ª edición

Llegábamos muy ilusionados a Salvaterra do Miño aunque con un poco de miedo por las altas temperaturas típicas del «Surco». Además estrenábamos una campana de admisión con la que esperábamos mejorar el rendimiento en altas vueltas.

Foto del Rali Sur do Condado

Nos tomamos los preparativos, entrenamientos, verificaciones, asistencia…, con mucha calma conscientes de que iba a ser una carrera muy larga. En total estaban programadas 15 horas de carrera lo que sinceramente nos parece que es un poco excesivo. Quizá se podría recortar el número de tramos o los enlaces tan largos entre los mismos.

El primer tramo de la mañana era A Cañiza donde salimos tranquilos pero ya vimos que era un día perfecto para correr. El segundo tramo, Covelo-Mondariz, pasa por la casa de Elías al que le tengo que dar la razón, uno de los mejores tramos que he corrido en mi vida. En el tercer tramo, Ponteareas, ya empezamos a coger ritmo dejando a 14 coches por detrás. Pero justo después de la meta empezamos a notar un ruido raro en la transmisión. Al principio pensamos que se trataba de un palier pero al final rompió otra vez el grupo de la caja de cambios. Pudimos llegar de vuelta a la asistencia pero una vez allí el coche dijo basta y no nos quedó otro remedio que recoger las cosas y empezar a pensar ya en la siguiente carrera.

Foto del Rali Sur do Condado

Este año, lamentablemente por falta de apoyos institucionales, no se va a disputar uno de los mejores ralis del campeonato nacional, el Rallye Rías Baixas. Pero después de ver detalles en el Sur do Condado como las verificaciones administrativas en lugares diferentes para los dorsales pares e impares, la firma de autógrafos y photocall, el despliegue del parque cerrado o el número de tramos, pensamos que este rally apunta maneras y que podría aspirar a formar parte del calendario nacional y así volver a disfrutar de una prueba de alto nivel en la provincia de Pontevedra.

2009: 6ª edición

Aquí estamos otra vez. Aunque ahora parezca que fue ayer cuando corrí el último rali puedo aseguraros que este año y medio se me ha hecho muy largo. Desde que dejé de correr me he puesto innumerables metas del tipo ‘salir en tal o cual rally’. La mayoría de las veces eran objetivos irreales pero me ayudaban a no perder la ilusión, a seguir dando pequeños pasos en la preparación del coche.

Foto del Rali Sur do Condado

Por fin el Polo en un parque cerrado

José Souto (Sersogho) fue una de las primeras personas que conocí en este mundillo. Recuerdo que en las verificaciones de un rali de Noia vino a saludar y cuando se fue le dije a Paula: ‘este chico sí tiene afición, a éste sí lo llevaría de copiloto’. Sersogho me dio el último empujón que necesitaba para salir a correr este año. Un día le comenté que me faltaba un certificado de taller y al poco tiempo me lo consiguió con la condición de llevarlo de copi (por cierto que algún día tendré que darle en persona las gracias a Fran Abalo).

Ha habido mucha gente que ha hecho posible que volviera a correr antes de lo que me pensaba. Podría contar que con Pato cambié la suspensión o que he usado un montón de veces su plataforma; pero lo más importante es que me ha aguantado todos estos aburridos meses sin carreras. Héctor, como siempre, se ha portado muy bien conmigo; se nota cuando un trabajo se hace con cariño. Para salir en el Sur do Condado me han dejado un montón de cosas: Ricardo el molesto collarín, Javier Figueirido el casco, Héctor un arnés y un baquet, Pato la plataforma… seguro que me olvido de algo.

También tengo que agradecer la ayuda que he encontrado en internet. En el Clubvwpolo me facilitaron información de Volkswagen Racing incluyendo la ficha de homologación (imprescindible para programar la preparación). También en esta web compré los frenos de la versión GTI (los homologados para correr) y vendí alguna que otra pieza. En Mercadoracing encontré algún chollo. En Curuxarallye me dieron la información necesaria para obtener la hoy en día tan difícil de conseguir ITV Mixta.
Foto del Rali Sur do Condado

Foto de Juan Pita

La ITV Mixta (que te permite usar el coche no sólo los días de carrera) es el motivo por el que el Polo esté tan de serie. Por los pocos medios que manejo me es imprescindible poder mover el coche por la calle sin tener que depender de una plataforma para cosas tan sencillas como ir a alinear la dirección o ir a lavarlo. Más adelante ya iré mejorando el coche pero siempre conforme a las normas y reglamentos. Prefiero la tranquilidad de verificar y pasar revisiones sin problemas que una dudosa competitividad y fiabilidad.

Es la primera vez que salgo a correr sin ninguna publicidad. Pero ha sido todo tan precipitado y ha coincidido con una época de tanto trabajo que ni he tenido tiempo a buscar nada. De todos modos la publicidad es algo casi imposible de conseguir y más ahora en tiempos de crisis. El coche totalmente de serie y para colmo sin decoración alguna fue lo que provocó que en varios controles policiales de los accesos a los tramos de lejos nos confundieran con un coche de calle y nos prohibían entrar. Por no hablar de las innumerables veces que en los controles horarios nos decían cosas del tipo ‘os confundistéis, venís con el coches de calle’.

Tenía un poco de incertidumbre sobre qué me dirían en la primera verificación del coche. Encontraron fallos como no haber tapado el borne positivo de la batería o no tener protecciones en las barras. También la posición de los arneses es cuanto menos discutible y faltaban por poner los nombres en las ventanas. Las pegatinas de los nombres las recogimos casi a las 12 de la noche y las colocamos saliendo del parque cerrado camino del primer parque de trabajo. El parasol lo hicimos y colocamos en el segundo parque de trabajo (se puede ver en las fotos como en los primeros tramos no lo llevábamos). Por cierto que la asistencia nos la hicimos nosotros mismos, no había más presupuesto.
Foto del Rali Sur do Condado

Foto de Juan Pita

En cuanto a la carrera en sí nos la tomamos con mucha tranquilidad. A parte de ser el primer rali con Sersogho cambié el sistema de notas (paso de catalogar las curvas con adjetivos para utilizar números como la mayoría de los pilotos). Salíamos a probar el coche pero pronto me sentí a gusto en él (lógico ya que ha sido el primer coche que he tenido de calle). Tengo problemas de alineación y una suspensión muy rebotona pero lo que hay es suficiente para pasarlo bien lo que queda de temporada. Lo que sí tengo que mejorar son los frenos. Discos alabeados y pastillas que no frenan nada. De hecho en la primera pasado por Arbo (B1) tuvimos el primer susto del rali pasándonos de frenada en un rasante.

El público suele estar bastante bien colocado al principio del tramo pero con el paso de los participantes cada vez se va acercando más. Esto fue lo que pasó en la segunda pasada por la Cañiza (A2) que nos encontramos bastante gente en la trazada del primer rasante y luego también al Mitsubishi Iván Ares en el medio de la carretera (lástima porque estaba realizando una gran carrera).

Uno de los grandes problemas que he estado viendo esta temporada es la gran cantidad de neutralizaciones. Menos mal que en este rallye sólo se neutralizó la segunda pasada por Arbo.

He de reconocer que me encontré a gusto con el copilotaje de Sersogho. Sólo en la primera pasada por Ponteareas (C1) tuvimos problemas al quedarnos un rato sin notas. Habían cambiado la posición de la salida y esto nos confundió. El problema es que cuando te pierdes así luego no coges confianza hasta que estás realmente seguro de ir bien. En la segunda pasada José adaptó las notas y el único problema fue que en la salida uno de la organización abrió la puerta de un coche tapando el cronómetro justo cuando quedaban unos segundos para salir. Un grito y todo solucionado.

Foto del Rali Sur do Condado

Foto de Juan Pita

En Salceda (E1) nos encontramos a un ciclista por el medio del tramo. Pero el susto más gordo fue el encontrarnos una curva llena de arena que hizo que el coche pegara un latigazo de atrás y a punto estuvimos de no controlarlo. En la segunda pasada ya había en el mismo sitio un coche haciendo el pino contra unos matorrales.

Para resumir decir que para ser el estreno del Polo no puedo pedir más porque aunque no anda mucho tampoco nos dio ningún problema. He disfrutado la vuelta a las carreras como si fuera la primera vez que corría. Aun encima como en la clase N2 salimos muy pocos coches ganamos premio y un montón de puntos!

2006: 3ª edición

Faltos de patrocinadores y habiendo gastado todo el dinero en los 3 primeros ralis de la temporada no era el mejor momento para correr una prueba tan cara (por lo lejos que queda de casa) como el Sur do Condado. Pero una de los objetivos de esta temporada era correr los ralis que no conocíamos para así en estas 2 primeras temporadas poder tener una visión global de todo el campeonato gallego.

Foto del III Rallye Sur do Condado

Foto de Juan Pita (Popi_racing)

En el reglamento, revistas y panfletos siempre se anuncia la distancia de cada carrera. En este caso 312,80 km de los cuales 103,96 son cronometrados. Se pueden añadir otros datos. Salvaterra do Miño (centro neurálgico de la prueba) queda a 189 km de A Coruña. El día de los reconocimientos hicimos 682 km. Y la asistencia recorrió unos 500. Haciendo cálculos el equipo recorrió más de 1.800 km.

En esta carrera contamos con la colaboración de Tecnacar (alineado de dirección) y Formigo (revisión de la extinción). Aunque estas ayudas puedan parecer pequeñas son muy importantes para nosotros porque en este deporte tan caro es imprescindible ahorrar en todo lo que se pueda.

Foto del III Rallye Sur do Condado

Foto de Juan Pita (Popi_racing)

Para la asistencia contamos con nuestros amigos Wilfas, Pato y Paula. Con ellos no nos faltó de nada e hicieron posible el correr y terminar esta carrera que semanas antes veía muy difícil que la pudiéramos disputar. Aunque me encantó tenerlos de asistencia espero que en la próxima carrera los tenga como rivales en su precioso BMW.

Duro, muy duro. 40º grados de temperatura exterior; en el coche con el calor desprendido por el motor y toda la ropa ignífuga deberíamos estar rozando los 50º. Pensaba que estando en forma e hidratándome bien podría aguantar todo el día. Pero según van pasando las horas cada vez te encuentras más cansado. Por la tarde la sensación era de debilidad y fatiga. Nunca he estado tan mal físicamente como en la última sección de este rally. Eso sí, esto es lo que sientes en los enlaces o reagrupamientos. En pleno tramo te olvidas de todo y sólo sientes el subidón de adrenalina. En cambio Paula soportó muy bien el calor y no acusó el cansancio tanto como yo.

Foto del III Rallye Sur do Condado

Foto de Juan Pita (Popi_racing)

Pero igual de duro fue el rali para el 205. En los tramos matinales tras los primeros kilómetros se encendía el testigo de temperatura y ésta se ponía a 100º. Como no nos estamos jugando nada teníamos que levantar el pie y no arriesgarse a una avería. Imaginaros la frustración que se siente sabiendo que estás pagando un dineral por correr y el coche no te permite que le metas caña.

Siguiendo el consejo de Sersogho por la tarde decidimos quitar la parrilla para refrigerar más y ya fue todo mejor. La temperatura subía pero no tanto como a la mañana y ya pudimos disfrutar un poco de la carrera. Me pasé el día pensando que el electroventilador se iba a quemar porque estuvo casi todo el tiempo encendido.

Los tramos de la mañana (Ponteareas y Arbo) tenían zonas con mucha gravilla. Me sorprendió lo poco que agarran los neumáticos Yokohama A048 en las curvas con grava. De hecho yendo con cuidado y lentos por los problemas de temperatura hicimos un trompo en una de las últimas curvas de la bajada de Arbo. Partimos la defensa delantera y descolgamos el aletín, menos mal, nada grave. Por cierto que Arbo es un tramo que acojona un poco, porque aunque no quieras siempre miras de reojo los barrancos.

Foto del III Rallye Sur do Condado

Foto de Miguel Maneiro (Wilfas)

Para la tarde (Salceda y Salvaterra) decidimos poner neumáticos de calle; con los problemas del motor era una tontería seguir gastando las ruedas buenas. Estos 2 tramos me gustaron bastante y pese al calor infernal me divertí corriéndolos.

La escudería Surco organizó a la perfección un rali de máximo coeficiente. Pero al igual que en Narón algún equipo se sintió ‘abandonado’ al quedarse tirado en los tramos. Al menos se debería establecer como obligatorio el que la organización te llevase el coche a parque cerrado.El resultado final en un rali tan difícil como este es lo de menos. De 135 inscritos terminaron 70, nosotros en un puesto 65 que nos supo a victoria ya que por la mañana pensábamos que con tantos problemas terminaríamos abandonando.