XXI Rali Botafumeiro

Volvía a disputarse el Bota después de que el año pasado no pudiera llevarse a cabo por falta de dinero. Esto me permitía que a pesar de haber estado sin competir temporada y media haya corrido las 4 últimas ediciones del rali organizado por mi escudería, la Compostela.

Foto del Rali Botafumeiro

Foto de Juan Pita

Hace poco leía en el foro de GZrally un tema muy interesante sobre la experiencia de los copilotos. Venía a decir que los pilotos siempre pedimos copilotos con experiencia y eso mismo es lo que hace difícil adquirirla. Está claro que siempre es bueno contar con un copiloto experimentado pero hay casos en los que tampoco es imprescindible. Esto es lo que me pasó a mí este año. Probar un coche recién montado que por ahora anda peor que de serie era el momento ideal para dar la oportunidad de correr a copilotos con poca experiencia, como el caso de Sersogho, o que se estranaban, como Hugo Conde en esta carrera. Hugo suplió la experiencia con ilusión aunque como es lógico tuvo muchos fallos de principiante. Me he dado cuenta que cursillos de copilotaje como los de Diego Vallejo son una buena opción para aprender así como los ralis de regularidad. Sin estar buscando un copiloto para hacer equipo por mucho tiempo ya he dado la oportunidad de coger experiencia a 3 copilotos distintos. Si todos los pilotos hicieran este pequeño esfuerzo no existiría el problema que se comentaba en GZrally.

Foto del Rali Botafumeiro

Hugo Conde estrenándose en las carreras

Durante el rali tuvimos una conversación interesante con otro de los equipos participantes, intentaré hacer un resumen. Los neumáticos en cada coche tienen una presión óptima de funcionamiento (pongamos por ejemplo para un coche y neumático determinado 2,4 kg de presión). Al calentarse los neumáticos estos aumentan la presión de inflado (el oxigeno se expande con el calor). Los fabricantes de los coches especifican las presiones que deben tener en frío los neumáticos para que una vez calientes se comporten de forma óptima. En nuestro ejemplo supongamos que el fabricante ha especificado 2,1 en frío. Esta presión inicial que marca el fabricante es para que con un uso normal del coche lleguemos a la presión óptima de 2,4. Dándole caña al coche, por ejemplo en un tramo de rali, los neumáticos se calientan mucho más que con uso de calle por lo que también sube mucho la presión (en el ejemplo por encima de los 2,4 de presión ideal). Ese es el motivo por el cual para correr se debe ajustar en frío una presión menor (menor a 2,1 en nuestro ejemplo) contando que al calentarse lleguemos a la presión de funcionamiento ideal. Para hacer estos ajustes es necesario hacer pruebas midiendo presiones en muchas circunstancias: por ejemplo no es lo mismo ajustar las presiones en un rali en invierno que otro en pleno verano.

El viernes, las verificaciones se desarrollaron durante un impresionante temporal de agua y viento. Fue el día más lluvioso del año en la capital gallega. Era tal el diluvio que algunas calles estaban inundadas. Estas condiciones climatológicas provocaron que al día siguiente los tramos estuvieran más complicados y resbaladizos que de costumbre en el rali santiagués. El sábado no llovió tanto y tan seguido como el viernes pero en algunos tramos nos tocó una lluvia intensa que dificultaba en gran medida la visión.

Foto del Rali Botafumeiro

Foto de Juan Pita

La única novedad en el coche era que por fin solucioné el problema de la alineación. La solución estaba en cambiar las rótulas de suspensión de lado. Es raro, pero en unos modelos de Polo la rótula izquierda es la derecha y viceversa. Lástima que con el mal estado de los tramos no pude probar el coche todo lo bien que hubiera deseado.

El rali constaba de 4 tramos que se realizaban de manera lineal por la mañana y se volvían a repetir a la tarde. El primer tramo era Sarandón que se caracteriza por sus cambios de ritmo, le seguían los rápidos tramos de Vea y Rois para terminar con el corto tramo de Lampai. Comentar que el tramo de Vea tiene 15,500 km de largo y con la nueva normativa de la Federación Gallega no va a ser posible hacer tramos tan largos (máximo 14 km). Hasta las carreras pedestres van a ser más largas que los tramos del gallego.
Foto del Rali Botafumeiro

Foto de Juan Pita

Las verificaciones fueron premonitorias. Fran de la escudería, cuando vio el cableado del desconectador, me dijo que después del rali lo llevara a un taller eléctrico para que lo pusieran mejor. Dicho y hecho, ahora mismo tengo el coche en el taller eléctrico para que me cambien el desconectador ya que al estar mal montado se quemó y eso fue lo que nos hizo abandonar en el enlace al último tramo cuando íbamos terceros de clase.

Apartado obligatorio de agradecimientos: Fran por el collarín, Pato por el baquet, Lorena Abreu por el baquet aunque al final no sirviera, Javi por los arneses y demás ayuda y al equipo Percasa (Moncho, Rubén…) y a la madre de Hugo por hacer de taxistas.
Foto del Rali Botafumeiro

Foto de Wilfas (Miguel Maneiro)

Destacar que el que fuera mi copiloto en algunas carreras del 2007, Luismy, junto a su novia Laura quedaron primeros de la Copa Curuxa para debutantes, ¡enhorabuena!